La20, Cerveceria La Veinte – Fabricando Cerveza En San Pedro

 

 

Calle 20 y Avenida Circunvalación, San Pedro Sula, Cortes, Honduras.

Dos años de viajes y visitas a cervecerías artesanales en Europa y América del Norte, siete meses de construcción e instalación por parte del equipo técnico y ahora por fin, cuatro semanas de elaboración de cerveza; a lo largo de incontables degustaciones de cerveza artesanal alrededor del mundo. El sueño del equipo La20 por fin se está volviendo una realidad en la ciudad de San Pedro Sula.

Mientras los equipos de construcción e instalación bajo la dirección de Guillermo y David aun trabajan en los últimos detalles, básicamente instalando el cableado de la bodega de acabado de Corosys, así como instalando y conectando la unidad 1T de Comac lo único que falta es la nueva línea de embotellado de cerveza de Comac, en espera para enero del 2019. El equipo de fabricación de cerveza, bajo la dirección de Hector, está elaborando cerveza en los sistemas 25 hl Krones Combi-Cube. Me pongo al día con Hector quien está elaborando su noveno lote, el grupo La20 se encuentra elaborando La Metiche, una cerveza belga inspirada por excelentes ejemplos tales como White Raskal o Allegash White pero esta, La Metiche, se elabora con ingredientes locales Hondureños.

El equipo de elaboración de cerveza está moliendo trigo, un poco de avena e incluso algo de trigo sin maltear para la cerveza, seguido de la maceración, inmediatamente el aroma de la malta remojada llena el lugar y queda claro que el equipo sabe lo que están haciendo, ya que se forma la típica espuma blanca en la cuba de maceración, si, definitivamente esta va a ser excelente cerveza de trigo.

Entro al sótano y siento un aroma fuerte en notas de café. Hector explica que también elaboran un Porter –Viejo Verde– “secado” con algo de café condimentado local la noche anterior. Menciono que, en Honduras, conocido por su café, es costumbre mezclar las especias en el café a la hora de moler los granos. Logro detectar algo de pimienta de Jamaica (Pimienta Gorda) y me parece notar algo de coco tostado (Coco Tostada). La bodega de fermentación también está diseñada y construida por Krones, y está bien organizada y muy limpia, lo cual es buenas noticias. Hay un panel de distribución por cada 4 fermentadores y puedo contar aproximadamente 10 x 50 hl tanques de fermentación.

De vuelta en la cervecería, nuestra cerveza La Metiche se encuentra ahora en el túnel de lavado, esta cerveza es fácil de filtrar, el mosto se ve brillante y claro y se escurre sin problemas en el hervidor. Mientras esto sucede, Héctor y su equipo están preparando los recipientes de dosificación con todos los lúpulos y especias, menciona que todo se compra aquí a los agricultores locales. María, una de las personas del equipo de elaboración de Hector, ha cultivado buenos contactos para incorporar todos los ingredientes necesarios. Héctor y María saben claramente lo que el mercado local tiene para ofrecer, y siento curiosidad por saber qué otra cosa tienen en mente.

Me encuentro con Jorge, un aficionado a la cerveza artesanal y la fuerza impulsora detrás del proyecto La20 y probamos junto con Hector una de las cervezas La Metiche anteriores, un ingenio con carácter cítrico y algunas notas picantes, una nota de lúpulo suave adecuada, una cerveza que seguramente funcionará aquí en San Pedro con sus tardes calurosas y húmedas.

¿Qué sigue? Hector menciona que están preparándose para las 2 primeras marcas: Viejo Verde Porter y La Metiche, la belga. Ambas cervezas estarán disponibles pronto, en draft y growlers en su nuevo tapete. Luego dice que se está moviendo hacia su interpretación de una IPA y que ya está trabajando en su primer especial de La20-Taproom también. Suena como que hay mucho más por venir. Jorge menciona que tienen muchas más cervezas e ideas, sin embargo, quieren enfocarse primero en obtener una buena cerveza, una de la que todos en Honduras pueden sentirse orgullosos. Él continúa; “Una cerveza artesanal hecha en Honduras, por una compañía hondureña con ingredientes hondureños locales”, suena como otra parte de la cervecería artesanal de su comunidad.

Le pregunto a Jorge, ¿valió la pena los 2 años de viaje y degustación?

“ABSOLUTAMENTE!!! De las muchas razones en las cuales podría pensar que fue valioso, hay dos que saltan a mi mente.

Primero, Como en toda relación en la vida, ya sea personal o comercial, lo más importante es siempre la gente involucrada. A lo largo de este largo proceso; He tenido el honor recibir el dedicado tiempo de individuos extraordinarios a quienes el apasionado arte de elaborar cerveza ha ayudado a darles forma para que se conviertan en quienes son. Diferentes orígenes, diferentes culturas, pero todas convergen en la cerveza. Desde el padre Issac en Spencer hasta Gordon en Funkwerks (solo para nombrar algunos …). Todos han abierto verdaderamente sus conocimientos, lo bueno, lo malo y la experiencia general de lo que ha definido sus cervecerías. Tantas conversaciones ricas combinadas con sus maravillosas cervezas … saludos a todos…

Segundo, Con la guía de Kathinka, la superestrella, este largo viaje ha preparado al equipo de La20 para llevar a los hondureños la cerveza de clase mundial tan esperada que se merecen. Algo único y pensado. Una cerveza con la que realmente pueden relacionarse y sentirse orgullosos. Elaborado con un proceso dedicado y los más altos estándares, por hondureños para hondureños. Estamos trayendo a nuestro hermoso país una parte de las divertidas experiencias que tanto necesitamos … ¡Vamooos Honduras!

Asi queee… Si Floris; ha sido un h@#$%& genial viaje!”

 

Salud! #MV,

Floris