Cerveceria Central, Rio Bajo, Ciudad de Panama

 

Rio Bajo, Ciudad de Panamá, Panamá. 14 de diciembre de 2017

Sabes que estás hablando con un excelente equipo cuando te encuentras con uno o cuando conoces a un panameño que ha dado la vuelta al mundo y a un venezolano que da la sensación de que estás hablando con un maestro cervecero alemán. Esta es la realidad en Cervecería Central, ubicada en el área de Río Bajo de la ciudad de Panamá, donde me reuní con Carlos, la mente creativa ejerciendo su segundo oficio y Joaquin, el técnico, quien ya tenía una carrera completa como director técnico de Cervecería Polar en Venezuela.

El calentamiento global también está haciendo efecto en el clima de Panamá, estaba lloviendo a mediados de Diciembre cuando iba camino a Río Abajo, área donde los trabajadores ingleses del canal de Panamá se establecieron después de que se terminara la construccion. Ahora es una zona semi industrial y pintoresca, con muchas pequeñas empresas y tiendas, y el hogar, en un pequeño parque industrial, de la Cervecería Central.

Una vez que entras estas en un lugar completamente diferente, con una buena operación de elaboración de cerveza, donde se puede sentir la influencia alemana. Carlos me da una vuelta por las instalaciones. Es la primera vez que veo un ABE (Lincoln, NE) – cervecería y fermentadores – un equipo de buen aspecto con buena mano de obra. Nos sentamos en la oficina para probar sus cervezas. Ya conocía su VENARENA, un ingenio belga que me acompañaba todas las tardes cuando hacia mi tarea de español en algún lugar al aire libre en Casco Viejo, la parte antigua de la ciudad de Panamá.

Empezamos con RIVER DOWN ALE (una clara referencia del área de Rio Bajo donde estan ubicado), una cerveza rubia, con seguridad, un nombre diferente y una etiqueta genial. La cerveza es brillante, un color dorado, algo que se adapta tanto al clima como a la cultura del país. Me gustó mucho, muy asertiva, adecuada para el mercado que todavía está muy dominado por cervezas como Balboa y Panamá. River Down es diferente y lo más importante, vale su dinero. Seguimos con LAGER TIJA, una lager con una lagartija, un proyecto de Joaquín. Esta lager ligeramente seca me recuerda a una Pils del norte de Alemania. Joaquín me dijo que su padre era de Kiel en el norte de Alemania, esta cerveza es claramente un homenaje a él.

Pasamos a sus cervezas hoppy, la primera en la fila GUACHIMAN ( el “vigilante” esos tipos que ves en todo Panamá con las escopetas de la guerra mundial en las manos), Hoppy Ale y la segunda INDIA DORMIDA, una IPA. Para mí, Guachiman es la más interesante de las dos. Yo lo llamaría una sesión IPA con un toque de mosaico típico. India dormida, una verdadera IPA, donde tanto el lúpulo como la malta luchan por atención. Yo le daría a cada cerveza un poco más de carácter propio, esto hace que sean más interesantes y logren ampliar su propuesta. Sé que estos chicos seguirán trabajando en ello. Hay que darles crédito, al igual que a todos los cerveceros de Panamá. No es fácil preparar cervezas avanzadas cuando la calidad de los lúpulos aquí es un tanto soso, a menudo no son tan buenos.

Hablaremos más sobre la cerveza y el mundo de la cerveza en Panamá. Escucharemos más de estos dos chicos, confío en que continuarán haciendo un buen trabajo. Panamá necesita más cerveza buena que valga la pena beber.

Saludos.

Floris

 

proost: [sustantivo] “¡salud!” en flamenco; generalmente se dice cuando se bebe con amigos y familiares.